EN EL TINTERO

Brexit es Brexit: si, si, pero cuando?

Casi 2 meses después del voto afirmativo al BREXIT, nada ha ocurrido salvo juegos políticos de gran curiosidad que hacen entender aún menos la relación entre el Reino Unido y la UE.

Por un lado, David Cameron “inesperadamente” huyo a sus responsabilidades a favor de una Sra. May aspirante a Margaret Thatcher.  Además, de una restructuración muy interesante por el cargo de “ministro de exteriores” de vital importancia en las futuras relaciones entre el Reino Unido y “el continente” otorgado al famoso alcalde de Londres y defensor de la salida de la UE, lo demás viene a colación. Y para finalizar, que el Britanico Julian King ha sido nombrado Comisionado Europeo para asuntos de segurida de la Union (EU Commissioner for Security Union: http://europa.eu/rapid/press-release_IP-16-2707_ro.htm) encargado de coordinar todas las políticas de información contra el terrorismo cuando el Reino Unido ha sido famoso por sus abstenciones (opt-outs) de todo lo relativo a Justicia y política interior.

Pero la pregunta es: ¿Cuándo se va a realizar la separación? Y la respuesta es Cuando se ponga en marcha el artículo 50 del Tratado de Lisboa que establece que la separación debe producirse con un tiempo máximo de 2 años. Y a renglón seguido hay que preguntarse: ¿quién va a negociar, qué se va a negociar, y cuándo se va a negociar?

El articulo 50 explica que la salida de un país debe producirse conforme lo establecido en la constitución del país. Y aquí es donde empieza el problema ya que el Reino Unido no tienen un texto Constitucional (http://www.bl.uk/magna-carta/articles/britains-unwritten-constitution) por lo que los procedimientos no están especificados en ningún código ni reglamento. Por tanto, hay que ir a ver cómo se puede proceder.

Por un lado, está EL QUIEN. Respuesta que no está nada clara. Hay que dice que la Primera Ministra May puede unilateralmente usando los poderes prerrogativas que antes tenía la Reina, proclamar el articulo 50 sin necesidad de la autorización del Parlamento, o si se necesita que el Parlamento de la orden a la Primera Ministra May. Nada está claro debido a la ausencia de una estrategia demarcada.

Por otro lado, está EL CUANDO. Los defensores del BREXIT se centraron en demonizar la permanencia en la UE pero no pensaron en que hacer al día siguiente por lo que no hay un plan de cómo proceder. El articulo 50 no establece una fecha ni tiempo en la que se tenga que proceder a invocar el articulo; así que este tema se puede demorar meses y meses. Pero una vez que se proclame el artículo 50, hay solo dos años para realizar las negociaciones y romper lazos.

Finalmente, está el QUE SE VA A NEGOCIAR. Y esto es lo más importante del tema BREXIT. En este punto hay tres pilares fundamentales que son la base de todo. Por un lado, está el asunto de como la City de Londres va a quedar dentro del mundo financiero sobre todo en un tema de vital importancia como es el asunto de los “Counterparty Clearing House” (http://curia.europa.eu/jcms/upload/docs/application/pdf/2015-03/cp150029en.pdf) que si bien no es necesario que estén en un país perteneciente a la zona euro, si es fundamental que estén en un país de la UE para poder realizar estas transacciones.  Además, es importante el status de los bancos con sede y “nacionalidad” del Reino Unido dentro del mercado único. En segundo lugar, está la relación del Reino Unido con el mercado único en lo que la libre circulación de bienes y servicios proporciona un mercado a compañías británicas de más de 500 millones de habitantes del continente. Además, esta la relación amor-odio con la idea de la libre circulación de personas ya que si bien el Reino Unido y sobre todo el motor económico del país que es la City de Londres tienen más del 40% de sus trabajadores de otros países de la UE, quieren establecer un sistema controlado de acceso.  De hecho, para el flujo de trabajadores de la UE hacia el Reino Unido ha sido uno de los caballos de batalla desde las ampliaciones del 2004 y 2007. El efecto del llamado “plomero polaco” (https://en.wikipedia.org/wiki/Polish_Plumber) ha tenido un efecto importante en la estructura laboral del reino.  Finalmente, la reacción de Escocia al resultado del BREXIT no era esperada y es una situación a tener en cuenta antes de las negociaciones de divorcio. La primera ministra del país lo tiene muy claro y lo dice muy alto: Escocia es parte de la UE y si para ello hay que hacer un referéndum de independencia y acabar con el Reino Unido así parece que será.

You Might Also Like

Links