JULIO: Empieza y acaba el ciclo académico.

El mes de enero marca el comienzo de un nuevo año. Sin embargo, para muchos el principio del año empieza con el curso académico. Independientemente de cuando empieza el año, lo más importante es una buena organización y para esta tarea no hay nada mejor que una agenda, ya sea en el teléfono, en el ordenador o una agenda de papel para los nostálgicos de la letra. Independientemente, es sabido que la organización está altamente ligada a la productividad no solo laboral sino también personal.

¿Pero que es la productividad? la productividad es una medida económica que calcula cuánto se ha realizado durante un periodo de tiempo determinado. El objetivo de la productividad es medir la eficiencia de producción de cada recurso utilizado, entendiendo por eficiencia el hecho de obtener el mejor o máximo rendimiento.

Cuando estamos enfermos nuestra productividad baja porque no podemos hacer nada, si se rompe el ordenador no podemos realizar nuestro trabajo, o cuando se contrata a una persona si experiencia laboral la producción queda afectada. En este momento de pandemia en el que se ha trabajado desde casa, la pregunta se ha convertido: ¿Como ha sido la productividad en estos meses de pandemia?

En los Estados Unidos el 4 de junio del 2020, el Bureau of Labor Statistics publicó que la productividad en el primer cuarto bajó un 0.9% en el país ya que la producción cayó un 6.5% y el número de horas trabajadas descendió un 5.6%. Unos datos que se entienden debido al preocupante aumento de la tasa de desempleo que pasó del 4.4% en marzo al 14.7% en abril.